Presupuesto gratuito
Presupuesto gratuito
Newport logo calor híbrido Newport logo calor híbrido

Blog





3 mayo, 2018

Mejora de la eficiencia energética en el Plan de Vivienda 2018-2021

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, con un horizonte temporal de cuatro años, está en marcha. Así consta en el Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, donde se regula. Si bien el plan está estructurado en nueve apartados, en este artículo vamos a hacer hincapié en el quinto: Programa de Fomento de la Mejora de la Eficiencia Energética y Sostenibilidad en Viviendas.

¿Qué fin persigue este programa? Contempla un paquete de ayudas para las viviendas unifamiliares, que ha flexibilizado la antigüedad necesaria para los edificios que sean objetos de dicha subvención: tendrán que haberse construido antes de 1996 y no de 1981, como se exigía anteriormente.

Tanto en ámbito urbano como rural, se persigue así la financiación de obras de mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de viviendas unifamiliares y edificios de tipología residencia colectiva.

Hay que tener en cuenta que invertir en eficiencia energética de una vivienda o de un edificio se traduce siempre en un mayor atractivo, tanto para los compradores como para el arrendatario.

Este plan contempla un paquete de ayudas que ha flexibilizado la antigüedad necesaria para los edificios que sean objetos de dicha subvención: tendrán que haberse construido antes de 1996 y no de 1981, como se exigía anteriormente

Por poner un ejemplo, en el caso de tratarse de un edificio que ha sido rehabilitado con la mejora de la envolvente, protección solar, cambio de instalación hidráulica, térmica y eléctrica, modificando el acristalamiento y la carpintería, y sellando las infiltraciones puedes llegar a una revalorización de hasta el 25 %, según datos facilitados por el portal Fotocasa.

¿Supone un gran ahorro apostar por un inmueble energéticamente eficiente? Pues la respuesta tajante es que sí. El consumo de energía en la vivienda supone hasta un 13 % de los gastos del hogar.

Si hablamos en términos de eficiencia podríamos ahorrar anualmente hasta 1.700 euros -además del beneficio económico de las ayudas-.

El tope máximo de la ayuda por vivienda unifamiliar aislada o agrupada en fila no podrá superar los 12.000 euros ni el 40 % de la inversión subvencionada.

En el caso de que se trate de un Bien de Interés Cultural -BIC- la ayuda es de 1.000 euros más por vivienda y 10 euros por cada metro cuadrado de superficie construida de local comercial.

Estas ayudas tienen el objetivo claro de reducir el consumo de energía y la emisión de CO2.

Así, será subvencionable la mejora de la envolvente térmica de la vivienda, la instalación de sistemas de calefacción, la refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para al acondicionamiento térmico.

También se pretende el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes.

El establecimiento de equipos que permitan la utilización de energías renovables, aplicación de mejoras para que protejan del ruido, instalación de sistemas que contribuyan a reducir la contaminación interior del inmueble.

Este nuevo plan permite solicitar ayudas de forma individualizada para una vivienda en particular o la inclusión de inmuebles anteriores a 1996 el parque de viviendas objeto de subvención se amplía de 13,6 % millones a 18,2 millones.

En el caso de tratarse de edificios de viviendas, se flexibiliza también la exigencia del número mínimo de inmuebles: antes se establecía que el 70 % fuesen viviendas habituales, frente al 50 % que se contempla ahora.

¿Cuáles son los objetivos que persigue el Plan?

En síntesis, tomando como base los datos aportados por el Ministerio de Fomento, son los siguientes:

En primer lugar, persistir en la adaptación del sistema de ayudas a las necesidades sociales actuales y a la limitación de recursos disponibles, priorizando dos ejes: fomento del alquiler y el fomento de la rehabilitación y regeneración y renovación urbana y rural.

Invertir en eficiencia energética de una vivienda o de un edificio se traduce siempre en un mayor atractivo, tanto para los compradores como para el arrendatario

En segundo lugar, contribuir a que los deudores hipotecarios, como consecuencia de la adquisición de una vivienda protegida, puedan hacer frente a las obligaciones de sus préstamos hipotecarios.

En tercer lugar, reforzar la cooperación y coordinación interadministrativa, así como fomentar la corresponsabilidad en la financiación y en la gestión.

En cuarto lugar, mejorar la calidad de la edificación y, en particular, de su conservación, de su eficiencia energética, de su accesibilidad universal y de su sostenibilidad ambiental. Objetivo en el que se basa este artículo.

Fomento de la mejora de la eficiencia energética en el Plan de Vivienda 2018-2021
Subvenciones para la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas

En quinto lugar, contribuir al incremento del parque de vivienda en alquiler o en régimen de cesión en uso, tanto público como privado, con determinación de una renta o precio de cesión en uso máximo, durante el plazo mínimo de 25 años.

En sexto lugar, facilitar a los jóvenes el acceso al disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler.

En séptimo lugar, contribuir a evitar la despoblación de municipios de pequeño tamaño -de menos de 5.000 habitantes-, facilitando a los jóvenes el acceso a la adquisición o rehabilitación de una vivienda en dichos municipios.

En octavo lugar, facilitar el disfrute de una vivienda digna y adecuada a las personas mayores, en régimen de alquiler o de cesión en uso con renta o precio limitado, así como a las personas con discapacidad, en régimen de alquiler o de cesión en uso con renta o precio limitado, mediante el fomento de conjuntos residenciales con instalaciones y servicios comunes adaptados.

Por último, contribuir a mantener la reactivación del sector inmobiliario, fundamentalmente desde el fomento del alquiler y el apoyo a la rehabilitación de viviendas, edificios y a la regeneración y renovación urbana o rural.

También, además, a través del fomento del parque de vivienda en alquiler, ya sea de nueva promoción o procedente de la rehabilitación, y de la ayuda a la adquisición y a la rehabilitación para los jóvenes en municipios de menos de 5.000 habitantes.

¿Quién ha elaborado el Plan de Vivienda? Han participado las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, la Federación Española de Municipios y Provincias -FEMP- y las asociaciones, agentes y profesionales del sector.

Por tanto, ha sido elaborado con un alto nivel de consenso. La gestión corre a cargo de las comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, a través de convenios de colaboración con cada administración autonómica para su ejecución.

Por este motivo, las personas interesadas en beneficiarse del plan deben dirigirse al organismo correspondiente de su comunidad autónoma.

¿Cuáles son los programas restantes de este plan?

Para la consecución de sus objetivos, el Plan Estatal de Vivienda se estructura en los siguientes programas, que gestionarán las comunidades autónomas. A tal efecto se firmarán convenios de colaboración con cada administración autonómica para su ejecución.

-Programa 1: Subsidiación de préstamos convenidos.
-Programa 2: Ayudas al alquiler de vivienda.
-Programa 3: Ayudas a las personas en situación de desahucio o  lanzamiento de su vivienda habitual.
-Programa 4: Fomento del parque de vivienda en alquiler.
-Programa 5: Fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas.
-Programa 6: Fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas.
-Programa 7: Fomento de la regeneración y renovación urbana y rural.
-Programa 8: Ayuda a los jóvenes.
-Programa 9: Fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad.

Si está interesado en conocer al detalle los beneficiarios del plan, los requisitos, las actuaciones que son subvencionables, la cuantía de las ayudas, los plazos y los accesos, puede pinchar en este enlace Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo -Boletín Oficial del Estado, del sábado 10 de marzo de 2018-.

En él podrá informarse también de los restantes programas, que se recogen de manera detallada y que en este artículo únicamente hemos nombrado.

A modo de conclusión, podemos decir que este programa del Plan de Vivienda 2018-2021 presenta algunas modificaciones respecto al anterior de las que podrán beneficiarse propietarios de viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila, comunidades de propietarios, sociedades cooperativas que reúnan una serie de requisitos, empresas constructoras, arrendatarias o concesionarias de los edificios, empresas de servicios energéticos, entre otros.

Photo by Enrique Vidal Flores on Unsplash

 

Mejora de la eficiencia energética en el Plan de Vivienda 2018-2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *